Traducciones

Javier Cozzolino y Daniel Espartaco no escriben minificción (y yo tampoco)

Pues resulta que estos dos tipillos se han puesto a escribir sus nuevas historias (lo de siempre, sexo, rock & roll y la ciudad de Dresde terriblemente bombardeada; seamos sinceros, ¿cuántas Dresdes han sido bombardeadas en la ficción? ¡Alguien tiene que hacer algo!) y como académico que soy (estudié 6 1/2 semestres en la FFyL; y actualmente busco empleo como ejecutivo de Simón & Simón -una tienda dedicada a los cosméticos; (mañana entrevista), me apetece anunciar que ambos trabajan en sus respectivos libros (aunque esto es un decir tratándose de dos maníaco-depresivos (yo soy depresivo-melancólico -me pongo a ver las mañanas porosas cuando el sol aletargado anuncia su llegada) y la verdad es que me dan buena espina. Particularmente me he puesto a leer otro cuento de Javier Cozzolino, Ming I y Ming II, después de haber leído la historia de Los tulipanes de Zamudio (sin corregir, primera versión, pero no minificción), y el magnífico relato de El Betito.

Ming I y Ming II:

No pensemos en esa primera coma que Javier dejó ahí como el último bastión de una prosa ya zarpando del Plata. No hagamos caso.

El día del homenaje al Beto Armijo, Ming II descubre el amor ( o lo que sea) en la figura de la comadre (Rosita, la viuda del Beto), bajo los efectos de la "burundanga de Colombia" y mientras escuchan un compilado de ABBA en el minimercado del chino Ming. Lo que pretende ser un homenaje se transforma, por efectos de la burundanga, en una orgía cuyo trágico final es la muerte de tres muchachos por sobredosis.

La cuestión es que hasta la mitad el relato carece de un objetivo para el lector. Podría ser la espera del chino Ming II de las chicas prometidas por Ismael y Rajoy (un elmento que se debe trabajar mejor); o podría ser la relación que se establece entre la comadre (Rosita) y Ming II (esto está mejor). No pretendo decir que la historia deba tener un objetivo unívoco, pero es claro que la confusión resulta de un exceso de información que satura las primeras páginas. Las palabras que el chino Ming escribe para honrar la memoria del Beto Armijo es un elemento que se abre y se cierra muy pronto, provocando una atmósfera vaga en toda la primera parte del cuento.

(No sé si les dije que estudié 6 1/2 semestres en la FFyL)

Se olvida, además, que el chino Ming renta el minimercado a los familiares para celebrar el homenaje del Beto. Y se olvida porque las primeras líneas son muy confusas y parece que no van al caso con toda la historia. El problema de esta historia es que es una historia en relación con otras. No es una historia independiente que deba marcar bien sus límites y su información. Al contrario, tiene un efecto inercial desde el principio y hacia el final precisamente porque está en relación con otros textos que hablan del Beto y la Rosa. A mi parecer toda la primera mitad debe ser ajusticiada por las tijeras, principalmente a la hora de las descripciones a fin de que el lector pueda llegar a la segunda parte sin tantos problemas. Se nota, claro, que este relato se escribió mucho antes de Los tulipanes de Zamudio.
*
La verdad es que hay mucho que decir pero ya son las tres de la mañana. Después agrego más.




posted by Mauricio Salvador @ 11:16 PM,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

The Authors

John Travolta

John lives in Toronto and is a freelance illustrator and a designer/animator for CHUM Television. He writes about , design, and visual culture under the pseudonym Robot Johnny

Claire Robbinson

Claire Robertson is an illustrator and toy from Melbourne, Australia. While her illustration clients have included The New York Public Library, Scholastic and Cambridge University Press, it’s her blog Loobylu.com that brings her the most joy and which has attracted the most attention with rave reviews in the Wall Street Journal, WIRED Magazine and The Guardian.

About This Blog

This blog is a multi-author blog devoted to illustration, art, cartooning and drawing. Its purpose is to inspire creativity by sharing links and resources. Albert Einstein said, “The secret to creativity is knowing how to hide your sources,” but what the hell did he know anyway? The site was conceived by John, like all good ideas, while goofing off at work.

Contact Us

This is an open source template, which means that you are free to use it in any way you want to without any obligations. If you decide to use this template, I kindly ask you to leave the "Design by Andreas Viklund" link in the footer. I am also interested in seeing how my templates are used, so feel free to send me an e-mail with a link to your page. If you want more templates to choose from, check out the sites in the "Favorite links" menu to the right!

Good luck with your new design!

HermanoCerdo:
Literatura y Artes Marciales

Web This Blog

About me

Archives

Previous Posts

Links

Powered By

Powered by Blogger
make money online blogger templates