Traducciones

KNLNLKJ

Acabo de leer que con la edad un hombre sedentario como yo puede desarrollar cuello artrítico. Lo malo es que ya tengo cuello artrítico. Hace unos dos meses aproximadamente, me levantaba cada mañana con un dolor que comenzaba justo detrás del cerebelo, o sea a la altura del occipital, según sé, y bajaba lentamente hasta el primer hueso de la columna cuyo nombre ignoro. Cuando tomaba asiento frente a la computadora el dolor sobrevenía tortura y mi vida era triste, verdaderamente triste con un cuello que parecía tan débil como un popote y una cabeza que me pesaba como una bola de boliche. La gente, amable como es, me recomendó varios remedios, desde la visita a un urólogo, bastante lógico, hasta un masaje con una tal doña Rosa de las proximidades de Santa María de la Ribera. Hoy, por la tarde, he tenido un ataque de pánico cuando sentí un dolor bajar de mi humilde cerebelo y expandirse –todo en cosa de una centésima de segundo-, hacia mi clavícula izquierda. Recobré la compostura –al fin y al cabo tough guy-, pero durante el día estuve pensando si no será posible que mi cuello artrítico vuelva a hacerme la vida imposible. Y saben, no lo digo por mí, sino por la gente que me rodea cuya sincera preocupación por librarme de la migraña y las recientes ronchas en el codo, o mi mala postura, o por qué no hablar de mis manos débiles como las de un bebé, o de la caída de cabello que me ataca cada tres meses y me obliga a recluirme en casa; digo que toda esa buena gente no tiene por qué andar preocupada eternamente por mí. Hay quienes me detienen en la calle y me estiran una moneda de cinco pesos: “Tome, buen hombre”, hasta que los tomo de un hombro y les digo, campechanamente: “Hey, soy yo, Mauriki”, siempre con mi sonrisa desvaída, y ellos avientan la cabeza para atrás y clavan los ojos en mi desastrosa figura: “Mauricio, perdón, no te había reconocido, pero es que pareces un vagabundo.” Y sí, es cierto. Parezco un vagabundo y casi nunca les devuelvo los cinco pesos. Para fregar más el asunto hoy cortaron el servicio de agua para reparar un desperfecto y durante todo el día no pude afeitarme. Sólo hace unos momentos se me ocurrió tomar agua del garrafón, calentarla, y afeitarme como Dios manda. Y me digo, soy capaz de escribir el capítulo siete incluso sin agua para afeitarme. Pero no lo puedo hacer con estas ronchas que me han salido en el codo. Ay, no, me quiero morir. No soy Dostoyevsky, y no puedo escribirlo con esas cosas ahí. No se puede. Atentamente: Bloggero Mártir.

PD. Una niña acaba de venir y esto es lo que ha escrito: knlnlkj.

posted by Mauricio Salvador @ 9:47 PM,

4 Comments:

At 10:53 PM, Anonymous Anónimo said...

Volvemos a lo de bloggero mártir...
niño, solo mejórate...
tus lectores te necesitamos :)
(Overcoat me...:D)
no me importa ke te kedes calvo... además ya existe el folicure(igual ke serenity)

y sobre todo eso, eres una persona ke vale mucho... solo por existir, recuerda lo ke de escribí una vez...

DIOS NO PATROCINA FRACASOS...

 
At 9:46 AM, Anonymous Anónimo said...

besos

 
At 2:00 PM, Anonymous Alexa said...

No sufras Mauricio, yo recomendaría estirarte de extremo a extremo de la cama y un buen masaje. Además del folicure hay mil tratamientos más y si no que diablos, tambien a mi se me cae el cabello, es horrible, no quiero quedar pelona y usar peluca como la tigresa, diaj. Todo deberá tener solución. Un abrazo. kusagfd.

 
At 1:48 PM, Anonymous Mauricio Salvador said...

Por supuesto mis sponsors saben que fuiste el número 3000, amigo Javier, y ya preparan la fiesta de celebración. UN saludo.

 

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

The Authors

John Travolta

John lives in Toronto and is a freelance illustrator and a designer/animator for CHUM Television. He writes about , design, and visual culture under the pseudonym Robot Johnny

Claire Robbinson

Claire Robertson is an illustrator and toy from Melbourne, Australia. While her illustration clients have included The New York Public Library, Scholastic and Cambridge University Press, it’s her blog Loobylu.com that brings her the most joy and which has attracted the most attention with rave reviews in the Wall Street Journal, WIRED Magazine and The Guardian.

About This Blog

This blog is a multi-author blog devoted to illustration, art, cartooning and drawing. Its purpose is to inspire creativity by sharing links and resources. Albert Einstein said, “The secret to creativity is knowing how to hide your sources,” but what the hell did he know anyway? The site was conceived by John, like all good ideas, while goofing off at work.

Contact Us

This is an open source template, which means that you are free to use it in any way you want to without any obligations. If you decide to use this template, I kindly ask you to leave the "Design by Andreas Viklund" link in the footer. I am also interested in seeing how my templates are used, so feel free to send me an e-mail with a link to your page. If you want more templates to choose from, check out the sites in the "Favorite links" menu to the right!

Good luck with your new design!

HermanoCerdo:
Literatura y Artes Marciales

Web This Blog

About me

Archives

Previous Posts

Links

Powered By

Powered by Blogger
make money online blogger templates