Traducciones

Cielo nublado (Ramiro is back)

A las tres de la mañana Ramiro me llamó por teléfono para decirme que, si me daba prisa, podría llegar al sitio donde él y su ex novia avistaban un ovni. Qué mejor. Me puse los pantalones lo más rápido que pude y salí a buscar un taxi que no tardó ni cinco minutos en llegar al lugar del avistamiento. Ramiro se veía a la distancia (obvio) pero ella estaba oculta tras la perezosa masa de mi amigo, quiero decir de mi lector. Me fui corriendo hasta ellos y miré al cielo buscando el jodido ovni.

-Un momento, Mauriki, calma –dijo Ramiro.

-¡No lo puedo creer, Ramiro! ¿Dónde está el ovni, joder? ¡Es lo mejor que me puede pasar en la vida!

-Dije calma, Mauriki. Rosita y yo tenemos algo que decirte.

Miré a Rosita un momento pero inmediatamente volví la vista al cielo. Era una noche nublada pero entre las nubes había filones por los que un ovni bien podría transitar si lo que quería era echar un vistazo acá abajo.

-Luego luego. ¿Dónde está el jodido ovni?

-Mauriki, no hay ningún ovni.

Miré al gordo asqueroso:

-A ver, ¿cómo que no hay ovni? Me acabas de llamar para decirme que estabas viendo un estúpido ovni, ¿verdad?

Ramiro se limpió la garganta. En su interior sabía que lo iba a hacer, que me iba a romper el corazón con el añadido que detrás de él Rosita (esa perra) disfrutaría silenciosamente de mi dolor.

-Bueno, Mauriki, te engañé, no hay ovni. No vimos nada.

-¿Cómo que me engañaste?

-Sí, te engañé.

-¿Quieres decir que no hay ningún ovni por aquí?

La ex soltó poco a poco una risita idiota y a medida que lo hacía algo se hundió en sus ojos –su mirada asesina; perra-, listo para saltar sobre mí en cualquier momento. Miré fijamente a Ramiro.

-O sea –dije con voz débil-, ¿o sea que te aprovechaste de mi debilidad por los ovnis? No lo puedo creer, Ramiro. ¿Cómo hemos llegado a esto? No lo puedo creer –me tomé la cabeza con ambas manos, una pose lastimosa, trágica, y pensé en el dolor del hombre común cuyas expectativas sencillas se ven reducidas a la nada. Pero me repuse al recordar que Rosita estaba ahí, ya un paso adelante.

-¿Por qué armas tanto escándalo, skinny? No me digas que de verdad crees en los ovnis.

-Cállate, bazofia.

Rosita sonrió burlonamente. Bien, me venció. Desandé el camino de grava para volverme a casa pero los pasos retumbantes de Ramiro me alcanzaron. Hasta entonces noté que llevaba una bolsa de papitas.

-Nos enteramos de lo que sucedió con tus patrocinadores, Mauriki.

-¿Ah, sí? ¿Y qué les importa?

-Claro que nos importa. A mí más que a Rosita pero te aseguro que ella también lo siente. Es una buena chica.

-Es una puta zorra.

-Bueno, bueno. Cuéntame bien cómo fue.

-A los patrocinadores ya no les gusta cómo pinta todo esto, Ramiro. Creen que da mala imagen a sus productos. De cualquier manera no iba a seguir siendo patrocinado por un equipo de perdedores y por unos fabricantes de tenis piratas, ¿o sí? Lo que me fastidia es que había ahorrado dinero alimentándome exclusivamente de hamburguesas del Burger King.

-Los tenis Mike son buenos.

-Jódete, idiota. Quiero ir a mi casa.

-Un momento. Lo que te queremos decir es que Rosita y yo tenemos un plan para promocionarte a niveles insospechados.

-¿Desde cuándo usas tú una palabra como insospechado, Ramiro? Tu léxico no te alcanza para eso. Es influencia de esa puta Rosita. Debería morir.

-Rosita te estima.

-Rosita estima las pollas. Punto.

-Mauriki, no voy a dejar que hables así de mi ex.

-¿Ah, sí? Pues jódete tú también. Ya me abandonaron mis sponsors ¿qué más me queda en la vida?

-Rosita quiere presentarte a su hermana –dijo él, circunspecto.

-¿Cómo?

-Rosita quiere presentarte a su hermana Lucía, que por pura casualidad administra una empresa dedicada a los preservativos. Cree que podría echarte una mano.

-¿Cómo dices?

-Nuevos patrocinadores.

-Ah. Pero piensa, cómo se vería mi blog con el anuncio de condones trojan o la mierda que sean. No daría una buena imagen. Ya sabes que tiendo hacia lo moralizante.

-Sería perfecto. Tendrías más lectores.

-No lo creo. Nadie se tragaría el cuento. Te voy a confesar algo. Hace dos años compré mi última cartera de condones y aún la cargo en el bolsillo. No sería ético de mi parte aceptar tal patrocinio cuando no soy consumidor regular.

-Bueno, eso lo puedes platicar con Lucía.

-¿Con quién?

-La hermana de Rosita.

-Ah, ya veremos.

-Por lo pronto sugiero que vayamos a comer tacos.

-¿Dices que es una marca de condones famosa?

-Sí, condones persas.

-¿Persas? ¿Qué no son troyanos?

-Estos son otros.

-Seguro. Estoy alejado del mercado. Mira, lo pensaré. Quizá le llame esa tal Lucía. Tiene nombre de perra pero creo que no habrá problema.

-Ninguno, Mauriki. Ahora vamos a comer tacos.

-Son las tres de la mañana, Ramiro.

-No importa.

Y bajo el cielo nublado Rosita, Ramiro y yo fuimos a comer tacos. No me pude quitar de la cabeza la idea del nuevo patrocinador. Tengo que pensarlo. “Condones persas.” Sí, suena bien. ¿Por qué no? Creo que me lo merezco.

posted by Mauricio Salvador @ 11:54 PM,

1 Comments:

At 5:24 PM, Anonymous Anónimo said...

Hola Mauricio, soy Ana, un amigo en común me había dicho que eras bueno para escribir...y sinceramente no le creí en su momento, pero después de haber leído todas las historias que hay aquí, quise decirte que ahora veo por qué mi amigo habló así de tí...en fin, gracias, me gustó mucho recorrer tu página. saludos

 

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

The Authors

John Travolta

John lives in Toronto and is a freelance illustrator and a designer/animator for CHUM Television. He writes about , design, and visual culture under the pseudonym Robot Johnny

Claire Robbinson

Claire Robertson is an illustrator and toy from Melbourne, Australia. While her illustration clients have included The New York Public Library, Scholastic and Cambridge University Press, it’s her blog Loobylu.com that brings her the most joy and which has attracted the most attention with rave reviews in the Wall Street Journal, WIRED Magazine and The Guardian.

About This Blog

This blog is a multi-author blog devoted to illustration, art, cartooning and drawing. Its purpose is to inspire creativity by sharing links and resources. Albert Einstein said, “The secret to creativity is knowing how to hide your sources,” but what the hell did he know anyway? The site was conceived by John, like all good ideas, while goofing off at work.

Contact Us

This is an open source template, which means that you are free to use it in any way you want to without any obligations. If you decide to use this template, I kindly ask you to leave the "Design by Andreas Viklund" link in the footer. I am also interested in seeing how my templates are used, so feel free to send me an e-mail with a link to your page. If you want more templates to choose from, check out the sites in the "Favorite links" menu to the right!

Good luck with your new design!

HermanoCerdo:
Literatura y Artes Marciales

Web This Blog

About me

Archives

Previous Posts

Links

Powered By

Powered by Blogger
make money online blogger templates