Traducciones

Pequeño post

Ah, sí. La sobremesa. Un momento que sólo me sirve para advertir que, pese a todo, sigo subiendo de peso. No lo creería yo mismo un año atrás cuando parecía un jovencito esmirriado y romántico, algo desvencijado sí, pero con una figura casi atlética, delgada en donde debía ser delgada y huesuda donde debía serlo. Y cuatro años atrás… si me dejo llevar. Puf!

No, hablo en serio. He subido mucho de peso. Ahora mismo, sentado y medio encorvado para escribir este post me siento ligeramente incómodo con mi pantalón talla 32. Para sobrellevar esta crisis leo unas páginas del diario de Kafka. Me aburren bastante.

Esperen, creo que siempre sí me voy a remontar cuatro años atrás. Hoy no sucede nada interesante. Como rápido por lo mucho rato después de haber dejado la mesa sigo escuchando los tintineos de la vajilla y el rugido de las niñas que no comen como se debe. De hecho, aquí nadie come como se debe, comenzando por mí que soy el primero en sentarme sólo por ser el primero en levantarme. Cosas. Lo de los cuatro años era broma. Aunque si me esfuerzo un poco qué puedo ver. Sí: me veo en la Biblioteca Central de la UNAM leyendo esos libros sobre mitos de Roger Caillois de los que ya no recuerdo nada. Quizá los talla 21 todavía me entraban, no lo sé. Pero sí, aquellos días de obligaciones académicas. Me gustaba hacer una pausa a mediodía y tomarme un café conversando cualquier frivolidad con cualquier persona que se cruzara en mi camino. Tenía ambiciones.

Más tarde parece que debo salir a hacer acto de presencia por ahí. Todo parece una gran suposición últimamente. Luego regresar a casa y quizá seguir con ¿Qué fue de los Mulvaney?, de Joyce Carol Oates, la amplia narración de una familia que (este es un subgénero típico de la literatura americana) por un evento que irrumpe en su moral en su tranquilidad y en sus ambiciones, cae lenta pero definitivamente en el oscuro agujero al que sólo estaban destinados los inmorales y los perversos. ¡No los Mulvaney! En cuestiones de prosa es excelente. De hecho, la Oates nunca me ha decepcionado. Aún así, creo que la desventura de los Mulvaney no está narrada con la fuerza que otras familias caídas han tenido en la literatura norteamericana. Pienso en dos novelas de Roth: en When she was good, de principios de los sesenta, y en American Pastoral, del noventaitantos. Principalmente American Pastoral donde vemos la perfecta vida del “Sueco” Levov despeñarse tras la radicalización de su amada hija, la jainita terrorista. Cosas así. A ver si pronto me animo a leer Corrections, de Jonathan Franzen.





posted by Mauricio Salvador @ 3:22 PM,

4 Comments:

At 3:12 AM, Anonymous Anónimo said...

...ahhhh, por eso quitaste la fotografía de tu blog.
Acaso ya no te reconocen en la calle ?
;-) 

Posted by Neutrinette

 
At 9:50 AM, Anonymous Anónimo said...

OOOOóralex, ¿qué genio cibernético te hizo este cambiazo de blog? Eres un vanidosillo, sabes de tu fama. Todo es perfecto, pero extraño tu foto. 

Posted by Wendy

 
At 10:09 AM, Anonymous Anónimo said...

Verán, ya no soy aquel lindo niño de mirada perdida. Ya no!! 

Posted by Mauricio

 
At 11:03 AM, Anonymous Anónimo said...

Andale, ves, si sigues así perderás a todo tu entusiasta público femenino...Una foto ! Queremos una foto ! 

Posted by Neutrinette

 

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home

The Authors

John Travolta

John lives in Toronto and is a freelance illustrator and a designer/animator for CHUM Television. He writes about , design, and visual culture under the pseudonym Robot Johnny

Claire Robbinson

Claire Robertson is an illustrator and toy from Melbourne, Australia. While her illustration clients have included The New York Public Library, Scholastic and Cambridge University Press, it’s her blog Loobylu.com that brings her the most joy and which has attracted the most attention with rave reviews in the Wall Street Journal, WIRED Magazine and The Guardian.

About This Blog

This blog is a multi-author blog devoted to illustration, art, cartooning and drawing. Its purpose is to inspire creativity by sharing links and resources. Albert Einstein said, “The secret to creativity is knowing how to hide your sources,” but what the hell did he know anyway? The site was conceived by John, like all good ideas, while goofing off at work.

Contact Us

This is an open source template, which means that you are free to use it in any way you want to without any obligations. If you decide to use this template, I kindly ask you to leave the "Design by Andreas Viklund" link in the footer. I am also interested in seeing how my templates are used, so feel free to send me an e-mail with a link to your page. If you want more templates to choose from, check out the sites in the "Favorite links" menu to the right!

Good luck with your new design!

HermanoCerdo:
Literatura y Artes Marciales

Web This Blog

About me

Archives

Previous Posts

Links

Powered By

Powered by Blogger
make money online blogger templates